9.10.14

Crónica de un finde atípico * An unusual weekend chronicle


Por fin me siento a escribir, después de un fin de semana atípico. Un viaje de 300 km en la vieja Volkswagen escuchando a John Frusciante a todo trapo; una tarde de taller, en un hermoso lugar, el Espacio Ur,  rodeada de 8 mujeres geniales, creativas, entregadas; un viaje nocturno hacia una playa desconocida y un amanecer en el paraíso; y un increíble sol y agua cálida (en la costa gallega!) un 5 de Octubre, plenamente dedicado a descansar, pasear, leer, meditar...un sueño, un hermoso sueño...

Aún así, el otro día, cuando me encontraba sentada en la arena, mirando hacia el mar, me preguntaba si ése no era realmente el sitio donde debía de estar. Estás en el paraíso, estás relajada, estás en paz, pero la culpabilidad sigue ahí...Vaya patrón más feo! Como me pilló de buenas, lo dejé pasar, y empecé a dar gracias: Gracias por poder permitirme estar allí. Gracias por poder dedicarme a algo que realmente me gusta. Gracias a todos y todas los que hacéis posible que pueda vivir el sueño de Kirikú. Gracias a todxs lxs amigxs que me ayudáis y apoyáis de mil maneras, y a los que estáis más cerquita, ayudándome a cumplir el sueño cada día...a todos, ¡GRACIAS!

Escuchando * Listening: Django Reinhardt - Minor Swing


* I finally sit down to write, after an atypical weekend. A journey of 300 km in the old Volkswagen listening to John Frusciante blaring; an afternoon workshop in a beautiful place, Espacio Ur, surrounded by eight great, creative, delivered students; an overnight trip to an unknown beach and a sunrise in paradise; and an incredible sun and warm water (in the Galician coast!) an October 5, fully dedicated to relax, hike, read, meditate ... a dream, a beautiful dream ... 

Still, the other day when I was sitting in the sand, facing the sea, I wondered if that was the place I really should be at. You're in paradise, you're relaxed, you are at peace, but the guilt is still there ... Ugly pattern! As he caught me in a good mood, I let it go, and I began to give thanks: Thanks for allowing me to be there. Thanks for being able to work on something that I really like. Thanks to everyone who makes it possible that I can live the dream of Kirikú. Thanks to every student, every person who has decided to purchase one of my creations, who have trusted me to impart workshops or sell my crafts in your spaces, all my friends that help me support me in a thousand ways, and the ones more close, helping to fulfill the dream every day ... THANK YOU ALL! 

▼▼▼

2 comentarios:

Esperanza Guzmán dijo...

¡¡¡¡¡¿Cómo que culpabilidad?!!!!, yo soy de esas personas que piensa que siempre estamos en el lugar o sitio que tenemos que estar por algún motivo que solo el destino o la vida sabe ,y que de esos momentos o situaciones salen otras y mejores seguro, porque pienso que es necesario parar para poder empezar o seguir de nuevo y gracias a tí por hacernos a los que te seguimos un poco más feliz el día , sobre todo cuando leemos tus post!!!
Graciassssssssssssss y te mando un abrazote

kirikú dijo...

Gracias por tu comentario Esperanza!! Qué de optimismo!! Está claro que cada lugar donde estamos es por algo. Y que para compensar los días de no parar, hay que disfrutar de los de relax! Nos leemos!! :)

Publicar un comentario en la entrada

¡Tus comentarios son el mejor regalo!